Blog / Hosting

6 razones por las que tener un Hosting de calidad es fundamental para SEO

Martes, marzo 7, 2017 por

hosting de calidad fundamental para SEO

Tener un hosting de calidad es fundamental para SEO. Tal vez esta afirmación puede no parecer obvia en un primer momento, sin embargo, te contaremos 6 razones que lo confirman.

Muchos dueños de negocios se centran en el atractivo estético de su sitio web para atraer nuevos clientes. Pero todo el dinero gastado en el diseño no vale la pena si las personas no pueden encontrar tu sitio web.

Por suerte ya conoces la importancia del contenido. Pero ¿has pensando en el trabajo que asegura que tu sitio web sea clasificado por los motores de búsqueda? Un lugar importante para comenzar es la calidad de tu hosting.

El web hosting es un factor a menudo pasado por alto, pero crítico, en la determinación del ranking SEO de tu sitio web.

 

1. Uptime/Downtime

¿Has visto esos mensajes de las compañías de hosting que anuncian 99.9% de operatividad? Hay una razón para esto.

La calidad del hosting de tu web es un factor determinante en que tan accesible realmente es tu sitio web. Entre más pobre sea la calidad del hosting, más a menudo tu sitio web estará fuera de línea, lo que puede perjudicar tu ranking de SEO. Por otro lado, si tu sitio web es accesible virtualmente todo el tiempo – especialmente cuando Google lo rastrea – es más probable que sea encontrado en las búsquedas relevantes.

Recuerda que la cantidad de tiempo fuera de línea que tu sitio web experimenta puede fluctuar con bastante frecuencia. Asegúrate de monitorear el tiempo de actividad de tu sitio, y contacta a tu proveedor de hosting si tienes alguna preocupación.

 

2. Velocidad

La velocidad de carga de tu sitio afecta tu ranking de SEO. Internet es un lugar competitivo, y las personas ya no están dispuestas a esperar para a ver el contenido en un sitio lento. Puedes controlar algunos de los factores que afectan la velocidad de carga de tu sitio, como la codificación y el contenido, pero gran parte depende de tu proveedor de hosting. Al igual que el tiempo de inactividad, la velocidad de carga fluctúa, así que verifica la velocidad de tu sitio regularmente para ver si hay cambios significativos. Algunos factores de tu hosting que puedes verificar incluyen el tipo de tecnología de disco duro, disponibilidad de una red de distribución de contenido (Content Delivery Network, CDN), y si el hosting está optimizado para tu Sistema de Gestión de Contenido, como WordPress.

Si estás seguro de haber hecho todo correctamente y aún así estás experimentando tiempos de carga lentos en tu sitio web, trata de ponerte en contacto con tu desarrollador web y tu proveedor de hosting, y preguntales si te pueden ayudar o si existe alguna opción o upgrade disponible para mejorar el rendimiento de tu sitio web.

 

3. Localización de los Servidores

La localización física de tu proveedor de hosting puede tener un impacto en tu ranking de SEO. Si tienes una página web para usuarios en México, y tu servidor está ubicado en un datacenter en Europa es probable que tus visitantes experimenten tiempos de carga más lentos, ya que la información tardará más en viajar. Verifica que el centro de datos de la compañía de hosting esté cerca de donde están tus clientes o lectores.

Además de la ubicación, tu servidor debe estar alojado en un datacenter con infraestructura de alta calidad y tecnología avanzada. Estos son factores importantes a considerar ya que un datacenter de alta calidad disminuye las probabilidades de que tu sitio web falle.

También verifica si la empresa cuenta con un equipo de expertos que monitoreen los servidores las 24 horas del día, los 7 días a la semana, esto con el fin de asegurarte de que los servidores están seguros y que en caso de alguna eventualidad la empresa cuenta con el personal para solucionar el problema rápidamente.

 

4. Seguridad

Una mala seguridad para tu sitio web puede ser realmente perjudicial para el SEO. Hackers pueden atacar tu sitio web, crear páginas de spam, y generar enormes cantidades de backlinks falsos en tu sitio, la clase de cosa que Google ama penalizar. En el momento en el que identifiques la página fraudulenta y la remuevas, es probable que Google ya haya impuesto la penalidad y el daño ya esté hecho.

Una baja seguridad también incrementa las probabilidades de que tu sitio sea infectado con malware, lo que puede llevar a que tu sitio sea incluido en lista negra por los motores de búsqueda o se muestre una advertencia de seguridad en los resultados de la búsqueda. Antes de elegir un proveedor de hosting, asegúrate de que dispone de opciones de tecnología de seguridad y de eliminación de software malicioso para defender tu sitio de los atacantes.

 

5. HTTPS/ Soporte para SSL

Cada vez más los sitios web están utilizando la conexión https para proteger los datos de los usuarios recogidos en su sitio web. Adicional a esto, Google ha declarado que contar con un certificado SSL tiene un efecto positivo en su ranking. Todavía es un factor de clasificación menor por el momento, y por lo tanto no debería tener un impacto demasiado fuerte, pero parece que cada vez más es más importante.

Certificados SSL HostGator

 

6. Soporte técnico

Cuando tu sitio web se cae, el tiempo de repente llega a un punto muerto y el pánico aparece. Estos momentos van a revelar la calidad del soporte de tu proveedor de hosting. Asegurate de que la empresa de hosting cuente con un equipo de soporte dedicado, capaz, y listo para rescatarte. Si quieres ir más lejos, investiga la experiencia del personal de soporte de la empresa y verifica reseñas de otros clientes.

Tu web hosting juega un papel importante en la determinación de si el SEO de tu sitio está en auge o en colapso. Tomar una decisión informada y verificar regularmente la calidad de tu hosting no sólo es una buena manera de aumentar tu clasificación en los resultados de búsqueda, sino que garantiza que tus usuarios tengan una excelente experiencia en tu sitio y sigan regresando.

 

Autor: John Jantsch
Traducción y adaptación por María Fernanda P. Jiménez. Texto original disponible aquí.
No comment