Blog / Consejos y Trucos

¿Cómo iniciar un negocio en línea?

Martes, diciembre 13, 2016 por

como iniciar un negocio en linea

Anteriormente, todos los negocios necesitaban un inmueble – una tienda o un espacio de oficina.

Muchas empresas aún lo necesitan, pero con el crecimiento de los negocios en línea ya no es tan necesario como solía ser.

Ahora los emprendedores pueden iniciar un negocio sin necesidad de hacer una inversión tan grande o correr un alto riesgo – lo cual es genial. Todo lo que necesitas es una buena idea, algo de dinero y tiempo para empezar, y puedes iniciar tu negocio en línea.

Para ser claro, el riesgo aún está presente, pero las barreras de entrada son más bajas de lo que eran antes. Si siempre has querido ser un emprendedor, colocar un negocio online es una de las manera más fáciles de comenzar. Y los negocios en línea, cuando funcionan bien, pueden ser muy rentables. Se estima que en México son ya unos 10 millones de personas las que hacen compras en línea, esto es cerca de 10% de la población, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Internet (Amipci).

Si estás listo para empezar un negocio en línea, aquí están los primeros pasos que debes tomar.

¡Descarga GRATIS una checklist para trazar tu progreso!

 

1. Identifica una necesidad

Puedes hacer todo muy bien, pero si estás intentando vender algo que nadie quiere, tu negocio en línea va a fallar de todas maneras. Tu primera tarea es encontrar un producto o servicio que la gente realmente quiere o necesita.

Si tienes una idea que crees que las personas estarán interesadas, confirma esto con una investigación de mercado. Si tienes suficiente dinero, puedes contratar una firma para realizar la investigación de mercado para ti. Si realmente no tienes mucho dinero, puedes ser creativo y hacerlo tú mismo.

Una opción es comenzar a construir una lista de correo antes de construir tu negocio, para asegurarte de que hay interés en lo que tienes para ofrecer. También puedes buscar estadísticas ampliamente disponibles sobre datos demográficos para comprender mejor tu público objetivo. Y puedes hacer uso de una serie de recursos que se centran en ayudar a las empresas a comprender el comportamiento del consumidor.

Con un par de empresas como  Ask Your Target Market y GutCheck te conectarás con los miembros de tu público objetivo para que puedas hacerles preguntas directamente y obtener una mejor idea de lo que es probable que piensen de tu producto.

 

2. Desarrolla un plan de negocios

Una vez sabes que tu idea tiene una base realista de clientes, necesitas empezar a trabajar en tu plan de negocios.

Si tienes algún interés en atraer inversores, entonces un plan de negocios será una de las herramientas más importantes que tendrás para convencerlos de invertir. Incluso si no estás buscando explícitamente a los inversores, la creación de un plan de negocios te ayudará a aclarar tus objetivos y a averiguar los pasos específicos que necesitas tomar para lograrlos.

Asegúrate de que tu plan de negocios incluya un análisis de la competencia y una declaración de posicionamiento clara de donde se ajusta tu producto/servicio dentro del mercado. También debe incluir información sobre tu público objetivo; tu investigación de mercado debería haber dado un buen comienzo en esto.

Todo eso te da la información que necesitas para asegurarte de que tu enfoque es sólido. Con eso en su lugar, será más fácil elaborar la cronología de qué hacer, cuándo y qué finanzas y recursos necesitarás para completar cada paso.

En resumen, tu plan de negocios debe hacer dos cosas claves:

  • Explicar porque tu idea de negocio es buena, y
  • Proporcionar la ruta para convertir tu gran idea en algo realizable.

 

3. Crea tu marca

A medida que te acercas al punto de lanzamiento, es hora de averiguar cómo tu negocio aparecerá para el mundo. Si tu negocio es lo que se ejecuta detrás de las escenas, tu marca es la cara que se presenta a la audiencia cuando se corre la cortina.

Si has llegado hasta aquí  sin haber elegido un nombre de negocio, es el momento de tomar la decisión. Elegir un nombre para tu negocio es difícil, pero no tenemos que decirte lo importante que es.

El nombre es la decisión más grande que debes tomar mientras trabajas en tu marca, pero es una decisión de muchas. Necesitas un logotipo, un estilo, y un posicionamiento claramente definido que comunique lo que hace que tu producto sea tan valioso para tu audiencia.

Si todavía estás trabajando por tu cuenta al llegar a este paso, entonces es una buena idea comenzar a crecer tu equipo. Si no tienes el dinero para contratar empleados, considera buscar freelancers o una agencia de marketing que te ayude.

Determinar la apariencia correcta, filosofía de tu marca, y mensaje de tu negocio es algo que en última instancia depende de ti, pero puedes tener algunos expertos en el área para asegurarte de que lo que hagas valga la pena.

 

4. Construye tu sitio web

Si contratas profesionales de marketing para que te ayuden con el desarrollo de la marca de tu negocio, entonces la creación de tu sitio web debería ser parte de lo que te ayudan a hacer. Necesitarás comprar un nombre de dominio que esté lo suficientemente cerca del nombre de tu empresa para que sea intuitivo para los usuarios. Si el nombre de tu empresa es lo suficientemente único, puedes ir directamente a la opción más obvia: TuMarca.com.

Si el dominio más obvio ya está tomado, entonces puede que tengas que ser un poco creativo. Puedes ir con una de las otras extensiones de dominio como .online o .net, usar un guión o subrayado entre palabras para cambiar las cosas, o añadir una pequeña adición al nombre, como una palabra que aclare la industria.

Para más consejos sobre como escoger el nombre de dominio perfecto para tu negocio ingresa a nuestro post.

Otra opción es intercambiar los pasos 3 y 4. Puedes evitar una serie de problemas futuros, eligiendo el nombre de tu empresa basado en los dominios que están disponibles. Utiliza nuestra herramienta de registro de dominios para ver cuales dominios están disponibles.

Asegúrate de que el diseño del sitio web coincida con tu marca visual global y la copia de tu sitio web comunique eficazmente tu posicionamiento de marca. El trabajo que realizaste definiendo tu marca debe brillar a través de la página web que crees.

Para un negocio en línea, el sitio web lo es todo. Necesitarás que luzca bien, que sea intuitivo para navegar, y que sea claro para los visitantes por qué deben comprar. Tómate el tiempo para hacerlo bien, y realiza prueba del producto terminado con algunas personas (idealmente personas de tu público objetivo) para conocer sus opiniones.

 

5. Prepara tu inventario

Ahora es el momento de crear o abastecer lo que estás vendiendo. Si estas vendiendo productos físicos, querrás que estén listos para ser enviados cuando los pedidos empiecen a llegar. Si están lanzando un negocio basado en servicios, en este paso es donde deberías aclarar su proceso.

Si estás vendiendo productos digitales, como una aplicación, entonces necesitas asegurarte de que el producto esté listo. Realiza pruebas de usuarios y un test de usabilidad, por ejemplo, para asegurarte de que la aplicación o el producto no sólo hace lo que tiene que hacer, sino también que los clientes podrán usarlo(a) sin confusión o dificultad.

Obviamente, este paso va a variar considerablemente dependiendo del tipo de negocio que estás lanzando. Sólo asegúrate que, antes de su fecha real de lanzamiento, hayas tomado todos los pasos necesarios para comprobar qué estás listo para empezar a ofrecer lo que estás vendiendo en el momento en el que tu primer cliente esté listo para comprar.

 

6. Crea (y empieza a ejecutar) tu plan de marketing

Antes de que realmente empieces con tu negocio, debes establecer tu plan de marketing. Tu investigación de mercado y trabajo de marca ya deberían haberte ayudado a aclarar tu posicionamiento y audiencia. Utiliza esa información para determinar qué canales de marketing debes seguir y que mensajes vas a utilizar para ellos.

Cada negocio es diferente y el marketing no es igual para todos. La mayoría de las empresas en línea querrán hacer uso de la mezcla de marketing de contenido, promoción en redes sociales y promoción de búsqueda pagada.

Si no sabes mucho acerca del marketing digital para comenzar, puede ser una oportunidad para contratar a un experto. Hay una curva de aprendizaje para empezar y algunos errores de ignorancia pueden causar serias consecuencias – no querrás encontrarte con una penalización de Google debido a probar una estrategia de SEO obsoleta, por ejemplo.

Si no cuentas con la financiación para externalizar el marketing de tu empresa, puedes tomarte el tiempo para investigar sobre las mejores prácticas de marketing en línea. Sitio como MozHubSpot y Copyblogger tienen recursos buenos y confiables para principiantes.

 

7. Lanzamiento

El día del lanzamiento será un gran día para tu empresa. Si tu sitio web no está en línea, definitivamente lo querrás funcionando el día del lanzamiento. Puedes publicar un comunicado de prensa, establecer cualquier entrevista que puedas obtener y comenzar tus campañas de marketing. Debes estar preparado para comenzar a cumplir los pedidos y responder las preguntas que vienen con ellos.

Tu primer día en el negocio es un gran día, pero tu éxito dependerá de lo que hagas cada día que viene después. Prepárate para trabajar duro, aprender, y proporcionar un gran servicio al cliente. Ejecutar un negocio en línea no es fácil, pero si tomas las medidas necesarias y haces el trabajo, las recompensas pueden ser grandes.

Autor: Kristen Hicks
Traducido por María Fernanda P. Jiménez. Texto original disponible aquí

 

¿Listo para empezar tu negocio en línea?

Paso 1: ¡Descarga nuestra checklist para trazar tu progreso!

Paso 2: Construye tu sitio web con HostGator

Paso 3: ¡Lanzamiento!

No comment