Blog / Consejos y Trucos

7 Maneras de agilizar tu sitio web

Sábado, febrero 23, 2013 por

 

7 Maneras de agilizar tu sitio web

No hay duda al respecto – la velocidad de los sitios web importa ahora mucho más que antes.

 

A medida que las velocidades de las conexiones a Internet se incrementan alrededor del mundo, los usuarios web se han vuelto mucho más intolerantes a las velocidades lentas de carga.

Mientras tanto, Google ha declarado que prefiere compensar a sitios veloces con un posicionamiento más alto en su motor de búsqueda.

 

Para tomar ventaja de estos beneficios mutuos, es necesario hacer de la velocidad del sitio una prioridad. Los siguientes siete tips te ayudarán en este importante camino:

 

#1 – Ajusta el tamaño de las imágenes antes de subirlas

 

Si utilizas un sistema de manejo de contenido (CMS) como WordPress o Joomla, probablemente hayas notado que puedes subir imágenes en su tamaño completo y después ajustar el tamaño de presentación desde los ajustes del sitio. Sin embargo, hacer esto, obliga a los navegadores a ejecutar múltiples comandos – obtener las imágenes originales y después ajustarlas al tamaño de presentación al momento de ejecución – lo cual puede causar que tu sitio sea más lento.

 

Para prevenir que ocurra esto, usa un editor de imágenes para ajustar las imágenes al tamaño correcto antes de incorporarlas a tu sitio.

 

#2 – Elimina plugins innecesarios

 

La gran cantidad de plugins y scripts que hay disponibles hoy, puede ser tentador para los administradores de sitios web que quieran agregar más de lo que realmente necesitan. Ten en consideración, que cada plugin adicional que incorpores requerirá recursos para ejecutarse – y más recursos significa un sitio más lento.

 

Antes de agregar nuevos plugins a tu sitio, cuestiona si la funcionalidad que ganas amerita la perdida de velocidad en el sitio, o en dado caso si el contenido del plugin puede ser codificado en el tema de tu sitio.

 

#3 – Asegúrese de que los scripts de tu sitio están actualizados

 

Dependiendo del CMS o plataforma de comercio en línea que tu sitio utilice, puede ser necesario que revises periódicamente si hay actualizaciones de los scripts que se ejecuten dentro de tu sitio. Si es que los hubiese, será necesario que actualices tu sitio tan pronto sea posible (teniendo un respaldo del mismo en primera instancia en caso de que algún incidente ocurra). Los desarrolladores de scripts están siempre trabajando en mejorar su código para futuras versiones, particularmente en relación a la velocidad del sitio. Actualizar tus scripts a las últimas versiones puede ayudar a eliminar obstáculos que prevengan que tu sitio cargue rápidamente.

 

#4 -Utiliza los CDNs

 

Las redes de entrega de contenido o CDNs, son redes extensas de servidores que son hospedados alrededor del mundo. Cuando almacenas contenido del sitio como imágenes, usando estos servicios, en lugar de almacenarlas localmente en tu cuenta estás habilitando a las CDNs a obtener la información del servidor más cercano al visitante de tu sitio. ¿El resultado? Tiempos menores al momento de cargar tu sitio, lo que hará a tus clientes y a los motores de búsqueda felices.

 

Para empezar, obtén información de los servicios de CDN ofrecidos por MaxCDN o Amazon CloudFront.

 

 

#5 – Habilita el almacenamiento en caché del navegador

 

El “cache del navegador” es una tecnología que permite al navegador del visitante del sitio web almacenar copias de las páginas individuales de tal manera que, cuando el visitante regrese en el futuro, el contenido pueda ser llamado desde el cache – en lugar de volver a cargar la página completa.

 

La forma más sencilla de habilitar el cache del navegador es mediante un plugin, como lo es la herramienta de WordPress W3 Total Cache. Otra manera, es que hables con tu desarrollador web acerca de integrar la habilitación del cache a través de scripts que corran directamente en el servidor.

 

 

#6 – Active la compresión Gzip

 

La compresión Gzip es una tecnología que minimiza el tamaño de las respuestas http del navegador – a veces de hasta el 70%. Si eso no tiene sentido, no te preocupes. La versión corta del tema, es que usando la compresión Gzip puedes acelerar la velocidad de tu sitio significativamente.

 

Hay 3 maneras de habilitar la compresión Gzip en tu sitio:

 

1. Agregar el siguiente código al archivo .htaccess de tu sitio:

 

# compress text, html, javascript, css, xml:
AddOutputFilterByType DEFLATE text/plain
AddOutputFilterByType DEFLATE text/html
AddOutputFilterByType DEFLATE text/xml
AddOutputFilterByType DEFLATE text/css
AddOutputFilterByType DEFLATE application/xml
AddOutputFilterByType DEFLATE application/xhtml+xml
AddOutputFilterByType DEFLATE application/rss+xml
AddOutputFilterByType DEFLATE application/javascript
AddOutputFilterByType DEFLATE application/x-javascript
# Or, compress certain file types by extension:
<files *.html>
SetOutputFilter DEFLATE
</files>

 

2. Agregar el siguiente código en la parte superior de tu página HTML o PHP:

 

<?php if (substr_count($_SERVER[‘HTTP_ACCEPT_ENCODING’], ‘gzip’)) ob_start(“ob_gzhandler”); else ob_start(); ?>

 

3. Instalar el plugin de compresión Gzip WP HTTP Compression de WordPress (¡sólo recuerda lo que se dijo anteriormente de instalar muchos plugins innecesarios!)

 

# 7 – Mantén los archivos CSS en la parte superior de la página y el código Javascript en la parte inferior

 

Finalmente, mantén el código de tu sitio lo más limpio y ordenado posible añadiendo archivos CSS al principio del código de tu página y snippets de Javascript en la parte final cuando trabajes con páginas en HTML puro. Agregar los archivos CSS al principio prohíbe el rendereado progresivo, liberando recursos que los navegadores utilizarían para cargar y dibujar los elementos de sus páginas. Añadir Javascript al final previene que tus páginas esperen a que se ejecute el código completo antes de cargarse – lo que conlleva a una navegación más ágil para tus visitantes.

 

Aunque éstas son tan sólo unas cuantas técnicas que pueden ser utilizadas para agilizar tu sitio, son algunas de las más fáciles de implementar. Esta lista es un gran comienzo si notas que tu sitio se pone lento.

 

Habiendo dicho todo lo anterior, a veces un sitio lento puede deberse simplemente a un hospedaje inadecuado. Con HostGator, tu sitio será provisto de tecnología estándar de negocios y respaldado por nuestro soporte técnico a través de correo electrónico y conversación en línea. Nosotros realizamos la transferencia sin dolores de cabeza y estamos comprometidos en asistirte en cada paso del proceso. Empieza ahora mismo.

 

 

Autor: Taylor Hawes
Texto Original
No comment